miércoles, 26 de abril de 2017

Yo compito con el espejo, y ¿tú?

Yo compito con el espejo, y ¿tú?




He escuchado a las personas comentar sus anhelos por parecerse a alguien en particular, está bien tomar como impulso un buen ejemplo a seguir, aquellas personas que han llegado a obtener con trabajo arduo sus sueños de siempre, quien obtuvo un gran puesto, el que haya bajado unas cuantas libras, con ejercicio y alimentación balanceada han logrado tener calidad de salud, actrices que cuidan su imagen, trabajan para tener un buen cuerpo, esos son ejemplos que motivan definitivamente. Todos somos seres únicos e irrepetibles, no somos parecidos entre nosotros, ¿dónde quiero llegar? Que no tenemos que tener el cuerpo de ningún actor o actriz para ser atractivo, no digo que no lo sean, a mí me encanta verlos y los admiro totalmente, valoro los esfuerzos que hacen las personas tanto para mejorar físicamente como mental.

De hecho, me emociona ver los logros de cada quien, lo que quiero es hacer énfasis en querernos más, en cuidar nuestra salud, de que todos tenemos la capacidad de lograr lo que deseemos, es trabajar en ello, es impulsarlo con mente positiva, dejar lo negativo afuera, es ver el mundo diferente, son tantos los privilegios que tenemos y por andar incómodos con la vida no lo vemos. Si queremos mejorar nuestro cuerpo, pues empecemos por buscar la vía para lograrlo, sabemos que todo es con trabajo, lo divino es obtenerlo con esfuerzo y se siente increíble, tomemos la iniciativa, salgamos de nuestra zona de confort, ya sea por un mejor empleo, calidad de vida, salud, vivienda, educación, es impulso amigos, la mente positiva empuja y atrae todo lo bueno, créanme que es así.

Vamos a vernos en el espejo y miremos lo positivo, mejoremos lo que nos desagrada, pero con optimismo, alegría y felicidad, seguramente todos tienen algo que les encanta de su cuerpo o conducta, son inteligentes, extrovertidos, picaros, románticos, buenos bailarines, algo seguramente les gusta, o ¿no? Entonces a trabajar en la mejora sin caer en la depresión, cero quejas e insultos.    A querernos más, valorar todo lo bueno que nos rodea, a ser felices, ríanse de vez en cuando, estamos de paso recuerde.



Feliz noche.

                                                                                           

Sandra De Quiroz




No hay comentarios.:

Publicar un comentario