lunes, 10 de abril de 2017

Venezuela

Venezuela




Hoy todos conocen la triste realidad que vive mi Natal Venezuela, y, no entienden como una tierra rica en petróleo, paisajes inigualables y con las mujeres más bellas, puede estar colapsada, sin alimentos, sin medicina y, a merced de tan despiadada dictadura, llamada una revolución, ha dejado nuestro país en la pobreza más grande alguna vez contada en la historia.




Este nefasto Gobierno ha llevado a los venezolanos a huir de la tierra a destinos inciertos, dejando familia, vendiendo bienes para comenzar desde cero, en la búsqueda de un futuro mejor. Algunos hemos tenido la gran fortuna de salir adelante lejos de la tierra, privilegiados de tener oportunidad de salir adelante y, ayudar a nuestra familia es la prioridad.

Emigrar nunca estuvo en los planes de los Venezolanos, nos sentíamos afortunados de haber nacido, crecido en nuestra tierra, eran incontables los privilegios que poseíamos, había oportunidad de crecer con esfuerzo y trabajo, situación totalmente diferente en este instante, éramos libres de dar nuestra opinión en contra o favor, éramos libres y, no lo sabíamos, había seguridad de circular por las calles, de adquirir los productos de la cesta básica, de acercarnos a una farmacia y poder comprar cualquier medicamento, existía la opción de asistir a un hospital  y, ser atendido dignamente, todo esto ha quedado en el olvido.



Como no sentir tristeza de ver tu Nación caer a pedazos y, con ella toda tu identidad, soy venezolana, y, no soy ajena al dolor de mi gente, estoy lejos pero no ausente, día a día mantengo el enfoque, optimismo, fe y esperanza de ver renacer mi tierra, no pierdo por nada la fe en un Dios que todo lo puede, por ello me mantengo firme de, que algo bueno pasara en mi Nación.



Feliz semana.                                                             

Bendiciones.



Sandra De Quiroz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario