sábado, 5 de marzo de 2016

Érase una vez una princesa peluda

Érase una vez una princesa peluda




En uno de los tantos momentos difíciles que atravesábamos mi esposo y yo, mi hermana nos dio un regalo maravilloso, una perrita con apenas 2 meses de nacida, lo difícil había sido conservarla en las condiciones que nos encontrábamos, ella era un ser mágico, siempre estaba allí dándonos compañía y  amor a pesar de las circunstancias, entonces era el patito feo según algunos.

Un buen día a mi esposo le ofrecieron un empleo en otro país, entonces era la mejor solución a nuestros problemas, y, lo primero que pensamos era que iba ser de la perrita, lo que hicimos fue agilizar todos los requisitos para llevarla con nosotros. Logramos con el favor de Dios trasladarla a otro país, y, chachi lu llegó con bien al aeropuerto, al principio fue todo tan difícil para los tres, ella se adaptó más rápido que nosotros mismos.

Ha crecido con nosotros y ha sido el apoyo más maravilloso que hemos tenido, la mejor amiga, la mejor hija, la mejor nana y, la mejor consejera, hoy día se ha convertido en un precioso cisne, toda una princesa, y lo más importante es real.

Amigos si quieren tener un amigo fiel y leal para toda la vida, adopte.

Feliz fin de semana.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario