sábado, 6 de febrero de 2016

Año nuevo, vida nueva, vida saludable.

Año nuevo, vida nueva, vida saludable.




Todos tenemos muchos propósitos al inicio de un nuevo año, algunos a corto y largo plazo, siempre entre estos la tan ansiada pérdida de peso, que por una u otra razón la vamos dejando de lado, colocándonos cantidad de obstáculos para lograrlo con éxito, cuando escuchamos la palabra dieta entramos en terror totalmente, y, allí está el problema, no tenemos que comer solo ensalada y atún para bajar de peso, existen tantas formas de comer rico y sano, no renunciar a nuestra comida típica, solo llevarla a una forma más saludable, transformar lo frito en horneado, optar por incorporar más vegetales, frutas, menos azúcar y sal, más agua y ejercicio físico.

Después de los excesos de la celebración de la Navidad y fin de año, buscamos volver al hilo de la buena alimentación y, a perder las libritas de más, en principio es excelente comenzar por una buena desintoxicación de nuestro cuerpo, generalmente en estos días aplico una dieta para  desinflamar, les comparto una dieta a base de frutas, solo la hago por 3 días.

Dieta desintoxicante:

Desayuno:

Coctel de frutas (melón, uvas, pina) y una naranja grande.

Merienda:

Una fruta pequeña menos mango y cambur.

Almuerzo:

2 rodajas de sandía, una pera  y una pechuga de pollo con limón.

Merienda:

2 rodajas de melón
1 kiwi grande o 2 medianos.

Cena:

2 rodajas de pina
1 pera
1 yogurt descremado

Ojo: solo por tres o cuatro días.

Si lo vemos complejo, así va a ser, ser más abierto es necesario para cambiar ciertos hábitos. Es tomar la iniciativa con optimismo, con buena disposición y disciplina, todo por una alimentación sana, que finalmente se traduce en salud.


Feliz fin de semana.

Bendiciones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario