miércoles, 22 de abril de 2015

Quien esté libre de pecados lance la primera piedra……

Quien esté libre de pecados lance la primera piedra…… 




Por qué será que a veces criticamos tanto a las personas? Por qué tenemos tiempo ocioso? No tenemos suficiente trabajo u ocupaciones? Nos encanta meternos en la vida ajena? El ver a la gente feliz nos incomoda? Son interrogantes que me formulo a diario, no entiendo a las personas, yo considero de admiración y de ejemplo quien trabaja fuerte para salir adelante, el que con disciplina quiere llevar a cabo cada objetivo para lograr sus metas, quienes somos para criticar a alguien? Jesús no promulgo ni la crítica ni el condenar a alguien por sus pecados, todos somos pecadores, ninguno se salva de ello.

Cada quien toma sus decisiones por bien o por mal, cada uno es responsable de sus acciones, al menos de que se nos pida una opinión podemos emitirla, siempre haciéndolo con buena disposición y ante con respeto, recuerde no practique con los demás, lo que te molestaría que te hicieran, así de simple es. Soy de las personas que me alegra en gran medida cuando la gente sale adelante, cuando obtiene con esfuerzo aquello por lo que lucho, eso para es de admiración y de alegría.

He aprendido a respetar a todos por igual, valoro en gran medida a quien lucha y ve su sueño hecho realidad, evito cuestionar a la gente, no soy de criticar a nadie, cada quien es dueño de sus actos, no me gusta estar envuelta en chismes, no tengo tiempo para estar pendiente de cuando entra o sale un vecino, es algo muy personal, no molesto para que no me molesten, lo practico a diario.

Si puedo dar la mano lo hago, de corazón les digo me encanta ayudar, pero eso es completamente aparte. No me gusta hablar mal de nadie, busco en la medida a ver lo positivo, me centro en lo bueno, prefiero muchas veces reservarme mi opinión por respeto básicamente, al menos que sea alguien de mi confianza que me pida emita una opinión referente a su persona, en ese caso lo hago con mucho respeto.

No tenemos derecho a condenar a nadie, no somos ni más ni menos, todos somos iguales en esta tierra, ni por todas las carreras que hemos logrado, por todo el dinero que poseemos, ni por alguna religión en particular, por el gran cargo que tenemos, por la gran mansión, por el color de piel, ninguna razón es válida para sentirnos superiores y con derecho a criticar a alguien.

No perdamos el tiempo en la crítica, enfoquémonos en la mejora como personas, en crecer con humildad, la prepotencia no le queda bien a nadie, dejemos ese aire de superioridad, aprendamos a respetar, cada quien es como quiere ser, todos somos hijos de Dios…….




Feliz fin de semana……
Trabajemos en mejorar como personas…..
Próxima  publicación: Yo compito con el espejo, y Tu? 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario