miércoles, 3 de septiembre de 2014

Día de fiesta.

La semana pasada fue para mi sumamente importante y emocionante en todos los aspectos, mi esposo y mi hija cumplieron años, mi hija su primer añito de vida, ambos el 26 de agosto, quise centrarme en preparar algo especial y sencillo a la vez, comienzo por explicarles lo comentado anteriormente para dar inicio a lo que denominé día de fiesta. Muchas personas piensan que el tener una celebración siempre conlleva a comer de mas, allí comienza el equilibrio, centrarse en probar y apreciar los sabores en  cantidades justas es lo importante, es disfrutar y compartir con familiares y amigos sin caer en excesos, puedes consumir de todo un poquito, por que no? un trozo de pastel también esta permitido, es buscar un balance, no se puede ser tan estricto ni forzar el cuerpo hasta el límite, todo en la medida se va acoplando poco a poco a lo que que tu cuerpo realmente necesita para vivir, allí comienza el equilibrio en cuanto a salud nos referimos.

Hace unos años atrás trabajé un buen tiempo con nutricionistas, entonces no hacía suficiente  ejercicio y me alimentaba muy mal, en ese momento estudiaba mi primera carrera, mi excusa era que no tenía suficiente tiempo para hacerlo y no le daba la verdadera importancia a la comida que ingería,  tenía problemas de gastritis, tenía colón irritable, migraña etc. Mas adelante comencé a aplicar lo que en ese momento me enseñaba la nutricionista, aunque ya amaba los vegetales y las frutas,  no consumía lo suficiente ni de manera adecuada. A raíz de todos los problemas de salud, tomé la decisión de hacer ejercicio y comer saludable. Yo tenía la idea errada de que tenía que comer desquiciadamente para estar satisfecha, de hecho asistía a cualquier reunión y vulgarmente dicho  me atragantaba.

Recuerde todo comienza en la mente, yo entendí y mi mente lo asimiló, que en la medida equilibrada de las porciones que ingerimos diariamente era mentalmente y físicamente  sano. Por supuesto que podemos darnos un pequeño gusto de vez en cuando, sin llegar a hacerlo una rutina, todo en la medida justa esta permitido. Como comenté en principio del párrafo me dediqué a preparar algo bonito y sencillo para compartir con los amigos una fecha tan especial, por ello elaboré un menú sumamente fácil donde destacaba principalmente el bizcocho de chocolate y vainilla, ensalada de pollo típica Venezolana de mi tierra querida, unos pastelitos con un guiso de res típico de los Andes de Venezuela, unos ponquesitos de manzana,  unos hot dogs, té helado y algo de frutas.

 Mas adelante voy a incorporar algunas de estas recetas en este blog, como otras ideas sencillas y originales. Espero sea de su agrado.

Feliz día.................














 De izquierda a derecha, mi esposo John Quiroz, mi hija Mia Alexandra Quiroz, mi persona, unos amigos la Sra. Marian, Angel, Yulma y su pequeña hija Shantall Valentina.











No hay comentarios.:

Publicar un comentario